Mantenimiento ordinario

PRODUCTOS PARA LA LIMPIEZA


Si han sido respetadas las reglas de limpieza tras la colocación enumeradas hasta ahora, la manutención ordinaria, vale decir la limpieza cotidiana para quitar la suciedad causada por el tránsito y por el uso genérico de la superficie con baldosas, no crea problema alguno.
Una CORRECTA LIMPIEZA es simplemente efectuada empleando un trapo o esponja humedecida en una solución diluida de un común detergente neutro para baldosas siguiendo las instrucciones de uso y diluciones indicadas por el productor en el envase.
Periódicamente (sobre todo cuando la superficie parece de aspecto diferente al original resultando, generalmente, de aspecto más brillante además de retener, en modo anómalo, cualquier tipo de agente manchador) efectuar un “lavado desengrasante” con detergente alcalino, seguido por una fase de enjuague cuidadoso.
En especiales condiciones de uso (dependientes del tipo de detergente empleado y/o de los agentes manchadores que están comúnmente en contacto con el material cerámico,etc.) y ambientales (material colocado en exteriores,etc.), en sustitución del lavado desengrasante es preferible un “lavado desincrustador” con detergente ácido seguido por una fase de enjuague cuidadoso.


Ceramiche Marca Corona aconseja:


COTIDIANAMENTE:
• Quitar bien el polvo con especiales escobas, paños de lana o aspiradoras;
• Lavar con FILACLEANER (detergente neutro de bajo residuo) en dilución 1:200 (una tacita en un cubo de 5 litros de agua) utilizando un trapo húmedo que tendrá que ser enjuagado e menudo en la solución;
CUIDADO
Si el pavimento, luego de cualquier tipo de lavado, presenta marcas del paso del trapo, lavar bien con agua limpia, enjuagando a menudo y estrujando bien el trapo.
No exceder nunca en la cantidad de detergente a diluir en agua, a menos que el pavimento no resulte demasiado sucio y se prevea un enjuague al terminar.


PERIÓDICAMENTE


Efectuar un lavado desengrasante con FILA PS/87 en dilución 1:20 en agua (posiblemente caliente porque aumenta la eficencia) seguido por una fase de cuidadoso enjuague; o en el caso en que sea más eficaz un lavado desincrustador, utilizar FILA DETERDEK en dilución 1:20 en agua (posiblemente caliente porque aumenta la eficiencia) seguido por una fase de cuidadoso enjuague.
CUIDADO
En caso de que quedaran zonas no perfectamente limpias, repetir el lavado desengrasante y/o desincrustador con concentraciones más elevadas.
El operador encargado de esta intervención de manutención tendrá que proceder siempre a un control empírico preliminar sobre una porción limitada de material.
Para grandes superficies es aconsejable el empleo de lavapavimentos y de un detergente neutro, tipo FILACLEANER diluido desde 1:100 hasta 1:200, en base a las necesidades.


MÉTODOS PARA LA LIMPIEZA


En la limpieza limitar lo más posible, y siempre con mucho cuidado, el empleo de medios decididamente abrasivos sobre todo para baldosas con superficie lisa (en especial con acabado brillante y/o satinado) en cuanto visualmente pueden hacer resultar más notorios y evidentes la opacización, las rayas, las marcas..

Para más información sobre lo embaldosado y la limpieza de perfiles metálicos, consultar el documento

PDF


LA PROTECCIÓN DE LA SUCIEDAD ABRASIVA


Ciertos tipos de suciedad (arena,…) aumentan el efecto abrasivo del tránsito peatonal por lo tanto hay que mantener la pavimentación lo más limpia posible previniendo la presencia de este tipo de suciedad, transportada desde el exterior, predisponiendo dispositivos para retener la suciedad y absorber la humedad (alfombrillas fijas o móviles en función de la destinación de uso del local) en el ingreso cubriendo toda la zona de la entrada.